Un certificado para el crecimiento

El Leadership in Energy & Environmental Design (abreviado LEED) es un sistema de certificación desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (USGBC) compuesto por una serie de normas para lograr una mayor eficiencia energética en las edificaciones. Este sistema comenzó a implantarse en el año 1993 y desde entonces ha ido ampliando su alcance fuera de Estados Unidos, obteniendo un carácter internacional.

Esta certificación se basa en incorporar a un proyecto diversos aspectos, como aquellos relacionados con la eficiencia energética, la utilización de energías renovables, la mejora de la calidad ambiental en el interior del edificio, el consumo eficiente de agua, la sostenibilidad en el desarrollo de espacios libres, o la selección de los materiales.

El uso de esta certificación es voluntario, y su objetivo es progresar en el uso de estrategias que mejoren el impacto de la industria de la construcción en el medioambiente.

El sistema LEED consta de una puntuación a obtener por las edificaciones al cumplir ciertos criterios de construcción sostenible. Puede obtenerse un total de 110 puntos, considerándose 40 el mínimo para lograr la primera de las certificaciones LEED disponibles. Las restantes certificaciones disponibles para mayores rangos de puntuación son las siguientes:

- Certificado LEED, de 40 a 49 puntos

- LEED Plata, de 50 a 59 puntos

- LEED Oro, de 60 a 79 puntos

- LEED Platino, 80 puntos o superior

 

Asimismo, la puntuación LEED otorgada a una edificación se puede dividir en diferentes categorías:

- Energía y atmósfera (33 puntos)

- Ubicación y transporte (16 puntos)

- Calidad ambiental interior (16 puntos)

- Materiales y recursos (13 puntos)

- Uso eficiente del agua (11 puntos)

- Lugares sostenibles (10 puntos)

- Innovación en el diseño (6 puntos)

- Prioridad regional (4 puntos)

 

Además de esta categorización del sistema de puntos, existe una diferenciación en las certificaciones disponibles atendiendo al tipo de edificación, entre las que encontramos:

- LEED de nuevas construcciones. Esta certificación está destinada a construcciones nuevas y todas aquellas edificaciones de reciente creación, como por ejemplo oficinas nuevas o edificios residenciales.

- LEED para edificios existentes. Esta certificación es para aquellos edificios ya existentes, centrada en el mantenimiento del mismo, de sus alrededores, a los programas de reciclaje disponibles, o a la eficiencia energética del edificio.

- LEED para viviendas. La certificación LEED en este caso se centra en la eficiencia energética en viviendas así como en su gestión de residuos.

- LEED para barrios. Esta certificación LEED se destina a un área urbana concreta donde se aplican aquellos principios de eficiencia y sostenibilidad necesarios para cumplir con los requisitos del sistema de puntuación, con especial atención a los estándares utilizados en el ámbito ecológico.

- LEED para instituciones educativas. Esta certificación LEED se otorga a edificios con instituciones y centros educativos, buscando también la integración de aquellos aspectos de sostenibilidad y ecología, así como de eficiencia energética, que permitan mejorar la gestión de residuos y aprovechar los recursos naturales disponibles.

 

En eHome Spain estamos muy orgullosos de poder contar con la certificación LEED BD&C (Construcción y diseño de edificios) para el desarrollo de nuestros proyectos. Esta certificación garantiza la eficiencia y calidad de las viviendas eHome, que buscan siempre minimizar el impacto de la construcción sobre el medioambiente y lograr la creación de hogares con un perfecto ambiente, en armonía con el entorno y una inigualable calidad en todos los detalles.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Política de cookies