Consejos para ahorrar con la nueva factura de la luz

La factura de la luz supone un auténtico quebradero de cabeza para gran parte de las familias de nuestro país, especialmente desde que hace unos días se produjera importante reforma en el precio de dicho suministro y que afectará a todos nuestros bolsillos. Pero, afortunadamente podemos suavizar el impacto de nuestra próxima factura de la luz gracias a una serie de cambios y pautas, a continuación te contamos algunos de estos consejos.


1. Escoge la potencia adecuada para tu consumo

Esta es la primera recomendación que más habrás escuchado, y es que la elección de un límite u otro repercutirá directamente en el importe de nuestra factura. Si actualmente logras utilizar de forma simultánea diferentes electrodomésticos como el lavavajillas, el horno y el secador de pelo, mientras disfrutas del aire acondicionado, y todo sin que se vaya la luz, es probable que puedas escoger una potencia algo menor y ahorrar así algo de dinero.


2. Aprovecha los tramos más baratos

Con la nueva factura de la luz el precio del suministro energético se ha encarecido, y se han planificado 3 tramos horarios con precios muy diferenciados de lunes a viernes y siempre que no se trate de días festivos. En este caso, los tramos de mayor coste abarcan desde las 10 de la mañana hasta las dos del mediodía, y desde las seis de la tarde hasta las diez de la noche.

Por otra parte, encontramos un segundo tramo con un coste algo menor, que engloba las horas entre las ocho y las diez de la mañana, entre las dos y las seis de la tarde, y desde las diez de la noche hasta las doce de la madrugada.

Por último, encontramos el tramo horario con el precio más reducido, que tendrá una duración de ocho horas, desde las doce de la noche hasta las ocho de la mañana, además de los fines de semana y los días festivos.


Hay ciertas actividades que no podremos cambiar, pero muchas otras son susceptibles de ser reorganizadas para aprovechar esta diferenciación horaria. Por ejemplo, podemos planificar la colada para los fines de semana, o utilizar el lavavajillas por la noche. 



3. Utiliza la tecnología en tu favor

Además de modificar algunos de nuestros hábitos para adaptarnos a la nueva tarifa de la luz, disponemos de tecnología capaz de ayudarnos a ahorrar en diferentes momentos de nuestro día a día. Un claro ejemplo son los programas “eco” de nuestras lavadoras y lavavajillas. Estos programas aprovechan mejor la energía que utilizan y nos permiten gastar menor dinero cada vez que utilizamos nuestros electrodomésticos. 

También podemos abrazar otras tecnologías como las bombillas LED, las cuales nos permiten iluminar nuestro hogar con un menor consumo.

Por último, disponemos de diferentes accesorios de domótica con los que automatizar nuestro hogar, de modo que podremos escoger en qué momento se encontrarás encendidos determinados aparatos y en qué momento estarán apagados. Con una sencilla configuración inicial podremos olvidarnos de una gran parte del trabajo para tratar de ahorrar encendiendo solo en las horas más baratas ciertos sistemas como la caldera para el agua o el aire acondicionado.



4. La energía limpia es tu mejor amiga

Debemos tener en cuenta que en casa disponemos de multitud de sistemas y electrodomésticos que no podemos desconectar de forma tan sencilla, como el frigorífico o congelador, o el calentador del agua, entre otros. Tanto en estos casos como en los mencionados anteriormente, tenemos una alternativa que no solo nos permitirá ahorrar dinero (e incluso ganarlo en algunas ocasiones), sino que nos proporcionará energía más limpia. Efectivamente, hablamos de la energía renovable, como por ejemplo la solar. Gracias a la instalaciones de paneles solares en nuestra vivienda podemos obtener energía limpia para el uso diario y disponer de suministro suficiente, especialmente en un país como el nuestro con una incidencia solar considerable. 


5. ¿Tu hogar está adaptado para el ahorro energético?

Junto al empleo de la tecnología y al cambio de nuestros hábitos podemos encontrar otra posibilidad con la que ahorrar una importante cantidad de dinero. Nos referimos a realizar un análisis de nuestro hogar para conocer sus características y eficiencia. Un claro ejemplo es el aislamiento térmico, el cual nos permite ahorrar en nuestra factura de la luz gracias a una menor pérdida energética, o a la eliminación de los puentes térmicos. 


6. Da un salto al futuro y despreocúpate

Por último, debes saber que hay una alternativa que no solo te permitirá evitar el aumento de la actual factura de la luz, sino que te permitirá reducirlo hasta en un 90%. Efectivamente, nos referimos a las viviendas pasivas como nuestras eHome con sello VERDE, capaces de ofrecer un entorno sostenible y con lo último en tecnología domótica, además de eficientes sistemas con los que garantizar un sorprendente ahorro en la factura energética.


¿Te imaginas vivir en un hogar de lujoso diseño, con toda la tecnología con la que disfrutar del mayor confort, y poder olvidarte de las consecuencias este tipo de situaciones con un ascendente precio en el suministro energético?

¡No esperes más y consúltanos sin compromiso acerca de nuestras eHome! Vive la vida de tus sueños e increíbles experiencias en un hogar único y con personalidad propia. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Política de cookies