¿Cuáles son los efectos del aire acondicionado para la salud?

Con la llegada del verano necesitamos paliar las altas temperaturas para disfrutar del confort de nuestro hogar e incluso para mantener un ambiente óptimo en la oficina. Habitualmente es el aire acondicionado el que nos brinda esta ayuda. Pero es importante saber que el empleo del aire acondicionado tiene efectos directos sobre nuestra salud. A continuación hacemos un repaso de los más importantes, además de echar un vistazo a las ventajas de emplear este tipo de dispositivos.


Ventajas del aire acondicionado

El aire acondicionado se ha convertido en un dispositivo imprescindible en la gran mayoría de hogares, especialmente en aquellas ubicaciones en las que las temperaturas se incrementan notablemente en épocas estivales. El sencillo funcionamiento y la amplia variedad de dispositivos en el mercado han hecho que el aire acondicionado logre un espacio privilegiado en diferentes estancias de nuestras viviendas. 

Algunas de las principales ventajas de este tipo de dispositivos son su sistema para refrigerar el ambiente y reducir la temperatura de una habitación, así como su capacidad para limpiar el aire mientras controla la humedad de una estancia manteniendo la temperatura deseada.

Por desgracia en nuestro entorno encontramos habitualmente viviendas deficientemente adaptadas a las altas temperaturas, así como aparatos de aire acondicionado cuya eficiencia energética es muy reducida e incluso nula. Esto podría evitarse con hogares más eficientes y con dispositivos que permitan aprovechar mejor la energía disponible.




Desventajas del aire acondicionado

Uno de los principales inconvenientes que encontramos al emplear dispositivos de aire acondicionado es el cambio brusco que provoca en nuestra temperatura, pudiendo llegar a ocasionar resfriados y afecciones respiratorias. Este cambio repentino de la temperatura se ve influenciado por las características de cada persona. 


Otra desventaja del aire acondicionado está precisamente relacionada con la ventaja de prevenir las humedades, y es que el aire seco que desprenden estos aparatos reseca las mucosas corporales, dejándonos así desprovistos de una de las principales barreras frente a agentes externos. Este aire seco, además, provoca sequedad en la piel y los ojos, pudiendo originar afecciones como la conjuntivitis si la exposición es prolongada. 


Otro de los inconvenientes que cabe destacar viene provocado por el inadecuado mantenimiento de los dispositivos de aire acondicionado, y es que estos pueden acumular diferentes partículas y organismos como los ácaros, los cuales podrían ser disipados por toda la estancia si no se realiza un correcto mantenimiento. Este tipo de agentes podría llegar a provocar enfermedades consecuencia de bacterias como la Legionella. 


Como descubrimos en uno de nuestros últimos artículos, el aire acondicionado es uno de los principales dispositivos del hogar con mayor consumo energético, haciendo que aumente el importe de nuestra factura de la luz durante los meses en los que le damos un mayor uso. Este gasto adicional se ve especialmente reflejado en aquellos hogares de mayor espacio útil y en empresas, donde el aire acondicionado juega un papel esencial para mantener una temperatura óptima de trabajo. 


Por último, los dispositivos de aire acondicionado generan niveles elevados de contaminación, provocando el incremento de la temperatura en las ciudades y núcleos de población más habitados.


Como vemos, son muchos los motivos por los cuales analizar la conveniencia de utilizar el aire acondicionado en nuestros hogares, máxime cuando somos conscientes del impacto directo del aire acondicionado en nuestra salud. Afortunadamente contamos cada vez con aparataros de aire acondicionado más eficientes para mitigar estos efectos. 

Asimismo, cabe recordar que en los hogares pasivos el impacto de estos dispositivos es notablemente reducido, gracias a la amplia eficiencia de su diseño y el aprovechamiento de la energía que realizan los sistemas incorporados, capaces de permitirnos disponer de una “temperatura ideal” en todo momento y hacer innecesario el empleo de estos dispositivos, mientras vemos cómo se reduce en hasta un 90% el importe de nuestra factura energética. 

¿Te gustaría conocer con más detalle cómo los hogares eficientes como nuestras eHome son capaces de cuidar tu salud y ofrecerte un confort inigualable mientras disfrutas de un exclusivo diseño y un espectacular ahorro? Contáctanos sin compromiso.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Política de cookies