Mitos y verdades sobre las casas pasivas

A pesar de la enorme popularidad que ha cobrado durante estos últimos años la construcción de viviendas pasivas, todavía hay un importante porcentaje de población que desconoce la naturaleza y características de este tipo de hogares, especialmente en lugares como España donde el despegue de estas edificaciones es bastante reciente. Una de las consecuencias de este desconocimiento es la aparición de numerosos mitos y afirmaciones acerca del funcionamiento de una casa pasiva y de las implicaciones de comenzar a vivir en uno de estos hogares. Si quieres conocer la realidad tras algunos de estos mitos continúa leyendo…


Mitos sobre las viviendas pasivas

1. Passivhaus y casa pasiva son lo mismo

Confundir ambos términos es uno de los errores más comunes que hemos encontrado hoy en día. A pesar de estar estrechamente relacionados, cuando hacemos referencia a la vivienda pasiva hablamos de aquellos hogares que cuentan con determinadas características y garantías de eficiencia energética. En cambio, Passivhaus no es un tipo de vivienda, sino un certificado que se concede a determinados hogares que cumplen una serie de requisitos y garantizan una serie de cualidades que los hacen aptos para ser acreditados como passivhaus. 


2. No es posible abrir ventanas en una passivhaus

Este es otro de los errores más habituales al hablar de viviendas passivhaus. Y es que es totalmente falsa esta afirmación ya que, de hecho, esta es una de las características necesarias para que una vivienda pueda ser acreditada como passivhaus. Por lo tanto, sí, efectivamente en una vivienda pasiva con esta certificación podrás abrir sin ningún problema las ventanas.


3. No es necesario utilizar aire acondicionado ni calefacción en una casa pasiva

A pesar de que las viviendas pasivas están diseñadas para evitar la pérdida energética, no es cierto que sea innecesario el empleo de sistemas de acondicionamiento en momentos puntuales en los que las temperaturas ascienden o descienden considerablemente, especialmente en aquellos climas acostumbrados a temperaturas más extremas. No obstante, el hecho de que una vivienda pasiva cuente con el certificado passivhaus u otros como el Sello VERDE garantiza que este tipo de necesidades se podrán cubrir empleando sistemas de energía renovable y limpia que no supondrán un sobrecoste en la factura de la luz. 


4. Es mucho más cara una casa pasiva

Otra de las afirmación que vemos a menudo es acerca del coste de construir una casa pasiva. Comúnmente se piensa que construir un hogar pasivo es mucho más caro respecto a una vivienda de construcción tradicional, pero esto se debe a que en este cálculo no se tiene en cuenta el considerable ahorro que se produce desde el momento en que comenzamos a habitar nuestra passivhaus. Efectivamente, y dependiendo del tipo de materiales y empresa encargada de la construcción, una vivienda pasiva puede llegar a tener un coste algo más elevado que una casa tradicional, pero debemos tener en cuenta que en una vivienda passivhaus podemos llegar a ahorrar un 90% en nuestras facturas de suministros energéticos, por lo que en los primeros años habremos amortizado esta diferencia y comenzaremos a disfrutar de un interesante ahorro al contar con un consumo de luz tan reducido.


5. Es más complejo construir una vivienda pasiva

Esta es otra afirmación que hemos escuchado en varias ocasiones y que, lejos de ser cierta, puede llegar a sorprender a cada nuevo usuario y usuaria que decide dar el salto a este tipo de hogares, al encontrar su nuevo hogar construido en ocasiones en tiempo récord y con los mejores materiales. Y es que, como en muchos aspectos de nuestra vida, dependerá de a quién confiemos este proyecto y de cómo decidamos construir nuestro nuevo hogar. En eHome afortunadamente hemos optimizado cada proceso para simplificar cada nuevo proyecto, reduciendo la espera de nuestros clientes y pudiendo garantizar los plazos así como las calidades de cada nuevo hogar. 





Verdades acerca de las viviendas pasivas

1. Ahorras hasta un 90% en tus facturas 

Durante los últimos años, y especialmente en estos últimos meses en los que hemos pasado gran parte de nuestro día a día en casa, hemos leído acerca del ahorro que un hogar pasivo puede brindarnos frente a una vivienda de construcción tradicional. Y es que, es sorprendente la cantidad de dinero que podemos llegar a ahorrar en nuestras facturas de la luz cada año al contar con avanzados sistemas que permiten evitar la pérdida de energía y que nos proporcionan un mayor aprovechamiento de la misma en cada espacio de nuestro hogar pasivo. 

Imagina ahorrar cientos y cientos de euros al año en luz y calefacción, pudiendo destinar este disfrutar de todo este dinero.


2. Variedad en el diseño de cada passivhaus

Otra de las afirmaciones que generalmente escuchamos y uno de los principales motivos por los que cada día muchos usuarios deciden escoger una casa pasiva como su nuevo hogar es por el diseño de las mismas. Los optimizados procesos constructivos junto al empleo de materiales de la más alta calidad nos permiten diseñar cada día viviendas únicas y con personalidad propia, de lujosa apariencia y que brindan una experiencia exclusiva a sus propietarios cada día. 


3. Ventilación sin abrir ventanas 

Otra de las frases que más se comparten acerca de las casas pasivas es de la posibilidad de ventilar sus diferentes estancias sin abrir las ventanas. Y es que esto es realmente posible gracias al empleo de sistemas que renuevan continuamente el aire de la vivienda para proporcionar una temperatura óptima y un ambiente más agradable con un aire limpio. 


4. Amortización de una passivhaus

Por último, otras de las afirmaciones más habituales respecto a las viviendas pasivas con certificado passivhaus es que se amortizan mejor que una vivienda tradicional, y es totalmente cierto. Por una parte cabe destacar que este tipo de construcción es el presente y futuro, con viviendas sostenibles de alta eficiencia y que permitan proteger el entorno a la vez que brindan una mejor habitabilidad. Y es que, una vivienda pasiva se revalorizará mucho mejor que una vivienda tradicional e incluso que una vivienda reformada. Esto hace que muchos usuarios depositen su interés en este tipo de hogares, que pueden llegar a revalorizarse hasta un 20% según la Federación Internacional de Profesionales Inmobiliarios (FIABCI).




Estos son solo algunos de los muchos mitos y verdades que podrás escuchar cada día acerca de las casas pasivas, un tipo de hogar cada vez más popular y que está ganando popularidad en nuestro país gracias a todas las ventajas que proporcionan a sus usuarios. ¿Te gustaría contar con la tranquilidad de una empresa con experiencia e innovador recorrido en la creación de este tipo de viviendas para crear tu futuro hogar? Contáctanos y descubre por qué tantos felices clientes han dedicado descubrir los beneficios de nuestras eHome. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso Política de cookies